Tratamientos

 

 

A lo largo de los años los dientes sufren un desgaste natural y acorde al paso del tiempo. Sin embargo, cuando ese desgaste es prematuro y causado por el apretamiento inconsciente del paciente hablamos de bruxismo. Esta patología no sólo provoca el desgaste, severo en algunos casos, de los dientes sino que también suele provocar dolor y fatiga muscular. La incidencia del bruxismo en la población es alta, llegando a ser de algo más del 50% según varios estudios. Si al diagnosticarlo no se protegen los dientes mediante el uso de una placa de descarga, el desgaste de los dientes seguirá avanzando hasta hacer necesaria una rehabilitación completa de toda la boca. La placa de descarga es de resina, rígida y habitualmente la colocamos en la arcada superior. Mediante su uso conseguimos que el paciente disminuya el apretamiento, que se relaje la musculatura facial, del cuello y  de las cervicales y protegemos los dientes del desgaste patológico. 

 

PLACA DE DESCARGA

   

 

 

 

 

Caso 1 

Paciente bruxista tratado con coronas metal-carámica sobre dientes.

 

 

 

                 

Vista del paciente con desgaste severos en todos los dientes

   
         
     
Aspecto final de la boca del paciente tras la rehabilitación completa