Tratamientos

 

 

Tras la extracción de un diente ocurre un proceso de reabsorción ósea que en algunos casos puede llegar a impedir la colocación de los implantes. Hoy en día, gracias a la variedad de injertos óseos y membranas podemos regenerar ese hueso perdido y colocar implantes dentales con éxito en todos aquellos pacientes que los requieran.